Buscar
  • Regina Favela

El arte ES una profesión

Actualizado: 19 abr

Hay una idea muy común de que el artista es artista por amor al arte, que nace siendo artista y que por lo mismo, dedica su vida a hacer arte. Sin embargo, esta misma idea, implícitamente, nos dice que el arte no es una profesión y es más bien una especie de llamado divino. Hoy vengo a platicarles un poquito más de esta idea que, desde mi perspectiva como historiadora y curadora de arte, es errónea. El arte ES una profesión.

El fin de semana me etiquetaron en un video en el que Diego Ruzzarin, a quien yo no conocía hasta ese momento, platica con Christian Ríos para el Máximas podcast. Aquí habla de que el arte no debe ser vendido o no debe de ser hecho pensando en ser vendido. Me metía investigar más sobre él y encontré otro video en el que dice que hablar de arte hoy es complicado, continúa diciendo que todo producto hecho para vender es mercancía y que el arte es la antítesis de mercancía.


Me gustaría ir por partes para explicar por que lo que está diciendo no tiene un fundamento lo suficientemente fuerte que lo respalde.

Quisiera empezar de la manera más sencilla, definiendo al artista. Según el diccionario Oxford Languages , el artista es aquella persona que practica alguna de las bellas artes, en especial si se dedica a ello profesionalmente.... pero ¿a qué se refiere con profesionalmente? Que practica habitualmente una actividad, de la cual vive. Es decir, que el artista vive del arte.


Debemos de tener en cuenta que estamos hablando de Occidente ya que las circunstancias pueden no ser las mismas necesariamente en otros polos culturales. En Occidente y puntualmente en México, vivimos en una sociedad capitalista, aunque nuestros líderes políticos tengan otra dirección. El capitalismo se identifica por ser un sistema en el cual existen dos grupos, la infraestructura y la superestructura. La infraestructura son los obreros, los productores, los que venden su mano de obra a la superestructura y es conformada por la mayoría de los ciudadanos. La superestructura, por otra parte, es el grupo conformado por la élite, quienes son la minoría y quienes imponen su ideología al resto como la verdad o lo correcto. Si les pregunto en donde meterían al artista de estas dos, siendo alguien que produce con sus manos, lo más probable es que me digan que forma parte de la primera. Así, venden su mano de obra, su producto artístico, para vivir. Dejemos de romantizar al artista.


Ahora, esto no es propio de nuestro tiempo. Algo que me llamó la atención de uno de los comentarios de Diego es que dijo que hablar hoy de arte es complicado, lo que me hace pensar que desconoce parte de la historia del arte por que esto no es propio de nuestros tiempos. Lo que sucede muchas veces es que romantizamos la idea del artista por la falta de educación artística. Incluso desde la edad Media hasta nuestros días, era un oficio que era remunerado. En la Alta Edad Media, la Iglesia era el principal mecenas de los pintores y artistas. Para la Baja Edad Media, el mecenazgo también era proporcionado por las monarquías o familias.

Francis Haskell, un historiador del arte inglés, se dedicó a analizar los contratos entre los artistas y los patronos, una figura distinta a la del mecenas. En su libro Patronos y Pintores, publicado en 1971 y el cual está disponible en pdf, habla sobre las relaciones entre los artistas y los pintores en Italia durante el periodo Barroco. En estos contratos se establecían todos los elementos que debía de tener una obra, desde cuantas figuras antropomorfas debía tener hasta la paleta de color que se debería de utilizar. A diferencia de lo que muchos podemos creer, de que el arte es la libertad del artista, estos contratos nos demuestran que el artista de lo único que era responsable era de producir la obra, pero no elegía nada más. El patrono era quien tenía la decisión final en todos los puntos. Por ejemplo, si el artista quiere pintar el cielo azul no puede hacerlo a menos que el patrono le patrocine el pigmento azul. En estos mismos contratos se marcaba cuánto se le iba a pagar al artista por su trabajo. Nuevamente vemos que ser artista es una profesión, y no solo hoy, sino que en otros periodos de la historia.


Ahora, en el video, Diego menciona que no importa que se venda, que el punto está en no hacer arte pensando en venderlo por que si lo haces así entonces ya no es arte y ya no eres artista, eres artesano. Nuevamente me hace desconfiar de sus conocimientos en el tema, ya que la distinción entre un artista y un artesano no está en si el objeto que realizan se produce para vender o no, sino que está en el objeto que se produce. Cada vez se hace más pequeño el umbral que separa el arte de la artesanía, pero para aclarar lo que acabo de mencionar es preciso marcar la diferencia entre uno y otro de la siguiente manera: el artesano produce un objeto útil, el artista no. Que quiero decir con esto, el artesano produce una vajilla de talavera, es un objeto que tiene una función en la vida cotidiana, mientras que el artista no, produce una escultura que puntualmente no tiene ninguna función práctica. Esa es la diferencia entre un artista o un artesano, no el hecho de que si se realiza un objeto para venderlo o para no venderlo.


Creo que también es importante mencionar que aquí solo me estoy limitando al artista, pero el arte también es una profesión para el curador, el historiador del arte, el galerista, etc. Algo que podemos platicar más adelante.


Muchos me comentan que el mercado de arte hoy es puro lavado de dinero, que no es verdad, algo que podemos dejar para otro artículo. Sin embargo, si nos quitáramos esta idea de que el artista hace arte por amor al arte y dejáramos de romantizar al artista pobre, apoyaríamos a muchísimos más artistas en sus carreras profesionales y veríamos más obras en el mercado, no los mismos artistas de siempre que acaparan todos los reflectores.

En estos temas de humanidades es muy complicado hablar de verdad o error. Esta es mi postura personal y mis argumentos por los cuales no comparto con Diego Ruzzarin, pero si ustedes tienen una postura distinta a la mía o distinta a ambos, es totalmente válido. Solo los invito a informarse para sustentar su postura para poder compartirla.


Si llegaste a mi artículo por querer saber más sobre arte, bienvenido. Espero que mi contenido te enseñe algo nuevo y sobre todo, que te guste. Y si llegaste a mi video como artista, recuerda que los curadores estamos para apoyarte en tu carrera, si quieres saber más información sobre como te puedo ayudar visita la sección de servicios.


Publicado también en video en YouTube:






5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo